no-named

Una hoja en blanco… material virgen dispuesto a ser usado y luego, quizás, desechado… o tal vez guardado en algún cajón para ser leído en ciertas ocaciones.
¿Cuántas veces me habrá pasado? Miles… tal vez millones. ¿Y cuántas veces más habrá de pasarme? Es algo que no dejo de preguntarme. Con cada persona que conozco me siento como esa página… que de a poco va siendo escrita, tachada, hajada…
Y son muy pocas las personas que logran escribirla completamente y darla vuelta, guardarla, y continuar escribiendo… Pero me duele la mediocridad de aquellos que la desechan, así como también la falsedad de quienes la guardan para sacarla sólo cuando les hace falta.
¿Y de qué me quejo? ¿Acaso yo no hago lo mismo? Claro que lo hago… Todos lo hacemos… Es algo intrínseco en la naturaleza humana… el valorar a pocos, desvalorizar a otros y acordarnos del resto sólo cuando los necesitamos; al no poder ver más allá de nuestras narices, creernos superiores o mejores sin llegar a entender que, en el fondo, somos todos iguales.
Hojas hay millones; de todas las formas, tamaños, tipos y colores; pero su naturaleza es una, y para todas, la misma.

 

F. J. Cantó Soler

Una respuesta to “no-named”

  1. shupy Says:

    hay…esto es muy cruel…pero puede ser…que sea ciertoo…creo que no para todas las personas lo aplicamos! solo para las que no amamos suficiente…eso es lo que creo al menos no?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: